Noticias
      La Armada Nacional desde su Prefectura Nacional Naval, brindó asistencia a navegantes en situaciones de riesgo.
     
      El pasado sábado, la Armada Nacional a través de su Prefectura de Canelones, recibió un llamado telefónico por parte del Patrón  de la embarcación deportiva “Piel Roja”, informando que había roto una hélice de su motor, próxima al Islote “LA SIRENA”.

      Inmediatamente,  personal de dicha Prefectura zarpó a bordo de una embarcación neumática y al llegar al lugar constató que sus tripulantes se encontraban en buen estado sanitario. Posteriormente la embarcación deportiva fue remolcada hacia Puerto.

       Simultáneamente, personal de la Prefectura de Trouville, acudió a asistir a una embarcación que se encontraba dada vuelta de campana a dos millas al sur del Puerto del Buceo; los dos tripulantes que se encontraban en la embarcación siniestrada, ya habían sido rescatados por un gomón del Club Náutico en buen estado sanitario. 

     En conjunto con una embarcación de ADES, se procedió a reflotar y posteriormente remolcar hacia el Club Náutico a la embarcación denominada “DALE PALO”. La misma no había realizado el despacho correspondiente.

      Horas más tarde, se recibió un llamado radial por parte de la embarcación “GREENPEACE” de bandera argentina,informando que se encontraba con problemas de máquina y apunto de descolgarse el motor fuera de borda, a 8 millas al Suroeste del Puerto Sauce.

       De inmediato, personal destacado en la Sub Prefectura de Juan Lacaze, se dirigió hacia la zona y comenzó las tareas de remolque hacia el Puerto Sauce, con sus 4 tripulantes en buen estado sanitario.

        Por otra parte, personal de la Subprefectura de la Floresta, asistió a una persona de 36 años de edad que se dio vuelta de campana con su kayak.

        Rápidamente se concurrió hacia la zona del incidente logrando sacar de las aguas a la persona para ser trasladada hacia la costa en buen estado sanitario.

       Cabe destacar que el mismo contaba con un chaleco salvavidas precario, y no contaba con el despacho correspondiente ni con la documentación del Kayak, la misma quedó retenida en la Subprefectura de la Floresta.

Custodiando nuestro Mar desde 1817