volver a Historia <<
1934 - 1961 (Actualizando Información)
1961 - 1999 (Actualizando Información)
Actualidad (Actualizando Información)

Reproducción fascimilar del primer Decreto de uniformes navales de la República aprobado por el Ministro de Guerra y Marina General don Pedro Lenguas. (Archivo General de la Nación) 


Prólogo - (subir)

Es con especial beneplácito que podemos asegurar que se ha alcanzado una meta. Esta obra viene a llenar un vacío documental y gráfico sobre los uniformes de la Armada Nacional. No se pretende con ella agotar la temática, sino hacer un aporte significativo a un aspecto que hasta el presente ha sido escasamente tratado.

Al ingente material documental consultado, se une una cuidadosa selección de imágenes, fruto de una ardua y paciente tarea de investigación y recopilación.

El uniforme naval es el signo exterior distintivo de los integrantes de la Marina del Estado Oriental y una de las principales tradiciones que afirman y orientan el espíritu de la Institución, tan antigua como la Patria misma. En el curso de nuestra Historia Naval, cada época ha marcado una indumentaria particular, aunque conservando símbolos que han trascendido todas las épocas, como el ancla naval coronado por un sol figurado radiante, que representa el compromiso de quien viste ese uniforme, con la patria y su libertad. Esta aparece invariablemente en la espada naval, en el escudo de gorra, en los botones de sacos, casacas y capotes.

Esta Marina Oriental, integrada por criollos y por extranjeros, comenzó a gestarse junto con la Patria; utilizando el Jefe de los Orientales todos los recursos de la época a su alcance, para contar con la capacidad naval indispensable para el logro de sus ideales. En esta época, que podemos situar entre 1811 y 1820, podemos decir que no existía un uniforme propio. Estos marinos vestían su propia indumentaria personal o prendas legadas de la época hispánica o retenidas de los ejércitos a los cuales pertenecieron, ya fueran estos navales o terrestres.

Será recién con la creación del Estado Oriental del Uruguay, y quince días antes de la magna fecha del 18 de julio de 1830, que el Ministro de Guerra y Marina de la novel República, a propuesta del Capitán General de Puertos, Coronel Don Pablo Zufriategui, apruebe la primera disposición sobre Uniformes para los Oficiales de la Marina, cuya imagen ilustra la página anterior.

Comenzando con ese Reglamento, esta obra va presentando todos los uniformes posteriores que distintas normas fueron estableciendo, hasta llegar al momento actual, ilustrando cuando ha sido posible con fotografías de época o, en caso contrario, con dibujos realizados por insignes retratistas. Estos uniformes han identificado con orgullo a la Institución que representan, y son portadores de la tradición histórica de aquellos, nuestros maestros, que nos enseñaron con cariño el arte  y la ciencia naval, así como los secretos del mar, espacio al que veneramos y respetamos desde el origen de los tiempos.

Al finalizar el Siglo XX y el Segundo Milenio, este es nuestro homenaje a aquellos hombres que vistiendo esos uniformes, conformaron nuestras raíces y fueron forjando las tradiciones que orgullosamente recibimos y transmitimos a las generaciones futuras.

Introducción - (subir)

Hasta la fecha la Armada Nacional no disponía de una obra de divulgación que diera a conocer la nada escasa variedad de uniformes que han usado con bizarría los marinos orientales en las diferentes épocas de su historia.

Son loables en este sentido los esfuerzos hechos por el artista español Juan Sanuy, quien realizó a fines del siglo pasado una sorprendente colección de pinturas representando uniformes militares de la época. Entre ellas se destaca una serie de acuarelas y postales, algunas de las cuales se conservan en el Museo Naval y en colecciones particulares.

Más recientemente, el investigador español Francisco Ferrer Llull, quien en vida nos honrara con su amistad, realizó en noviembre de 1973, con el auspicio del Club Naval, una muestra de acuarelas representando naves, uniformes y banderas de significación en la historia marítima. Si bien los uniformes pertenecían al período hispánico, pronto Ferrer Llull sería encargado, por el entonces director y fundador del Museo Naval, Capitán de Navío (C.G.) (R) Luis R. Roma, de realizar una colección de acuarelas de uniformes navales uruguayos, que actualmente enriquece al acervo del Centro de Estudios Históricos Navales y Marítimos.

A pesar de que en 1830 se dicta el primer decreto relacionado con vestuario naval, es recién en el año 1881 que se promulga una reglamentación propiamente dicha sobre uniformidad de la Marina de Guerra uruguaya. No obstante, las normas que han legislado sobre la materia hasta nuestros días no se limitan tan sólo a los reglamentos.

Existen asimismo variadas disposiciones de carácter interno (Decretos y Resoluciones del Poder Ejecutivo, Ordenes Generales, Ordenes de la Dirección de la Marina, Ordenes de la Inspección General de la Armada, Ceremonia Naval y Ordenes del Comando General de la Armada), que corrigen, amplían y enriquecen las normas reglamentarias, haciendo que, mientras esas estructuras que llamamos reglamentos permanecen inalteradas por mucho tiempo, otras las modifiquen cada tanto, quedando los uniformes sujetos a sucesivas variaciones, en una continua y dinámica transformación, adaptándose a la evolución  que ha tenido la Armada Nacional a lo largo de los años que jalonan su rico historial.

Esta obra consta de dos partes básicas; una gráfica y otra literaria-documental, ambas claramente diferenciadas pero asimismo ligadas y complementarias la una de la otra. En la parte gráfica se incluyen numerosas fotografías y algunas preciosas acuarelas en color realizadas por los mencionados artistas Juan Sanuy y Francisco Ferrer Llull, así como también algún recortable que hacía las delicias de los niños de fines del siglo pasado, representando uniformes del Batallón de Marina. Complementan a estas acuarelas una colección de láminas a color representando uniformes navales uruguayos, realizadas especialmente por el autor por encargo del entonces Prefecto Nacional Naval, actual Comandante en Jefe de la Armada Nacional Vice Almirante don Francisco Pazos Maresca, para los festejos realizados en 1998 al conmemorarse 169 años de la Prefectura Nacional Naval y que luego pasaron al acervo del Comando General de la Armada.

Dividimos al texto en capítulos pautados por las fechas de promulgación de los reglamentos que han marcado la evolución de los uniformes navales uruguayos a través de la historia. Hemos utilizado el estilo descriptivo y la redundancia en aras de documentar en la forma más rigurosa este trabajo. Como apoyo del mismo se intercalan ilustraciones, fotografías y detalles de los uniformes e insignias reseñados en el texto como haciendo un estudio de la evolución que han tenido los uniformes, insignias y distintivos navales hasta la actualidad. 

Como ocurre con cualquier uniforme militar, éste deriva de la moda civil contemporánea, cuyos continuos cambios se imponen en los cortes y estilo del vestuario militar en uso. Un claro ejemplo es la tradicional gorra para oficiales, que se mantuvo en varios reglamentos sin alterar su descripción, aunque en los ejemplares que hemos podido observar se notan claros cambios de estilo y confección. Asimismo, no es extraño encontrar irregularidades en el modo de vestir cuando se ponen en vigencia nuevos uniformes, que corrientemente conviven por un tiempo con las prendas e insignias ya suprimidas o modificadas. 

La llegada del siglo XIX creó la necesidad de uniformes más simples para uso diario, reservándose en los uniformes de gala vestigios y tradiciones de tiempos pasados. Son un ejemplo de esto la casaca y el bicornio que desde 1830 hasta hace unos pocos decenios formaban parte del uniforme de gala tradicional de nuestra armada.

El complejo sistema de insignias y distintivos revelan la necesaria distinción entre los diferentes roles de los oficiales del Cuerpo Comando, de los Servicios Auxiliares y del Cuerpo de Equipaje de la Armada. El uso de colores distintivos para los galones, costumbre introducida por la Armada británica en 1863, fue adoptada por la nuestra en 1912. El acelerado desarrollo de la tecnología ha incrementado notablemente las especializaciones, lo cual ha motivado la aparición de numerosos distintivos; así como también la consolidación de la Aviación Naval ha aparejado la creación de diferentes brevets para identificar las especialidades de esta importante rama de la Armada Nacional. También los cascos de acero y los primeros uniformes mimetizados utilizados por los Fusileros navales se han adicionado a las prendas marineras y clásicas de la Armada.

En síntesis, ofrecemos el siguiente esquema donde puede advertirse las influencias que han regido la vestimenta naval nacional desde la época de la dominación española hasta nuestros días:

- Uniforme español durante los siglos XVI, XVII y XVIII hasta comienzos del XIX.
- Uniforme francés desde comienzos del XIX hasta la primera década del siglo XX.
- Uniforme inglés desde 1912 hasta 1950.
- Uniforme estadounidense en la década de 1950.
- Uniforme nacional desde 1960 hasta nuestros días.

Si el propósito que nos animó cuando iniciamos esta obra se ha cumplido, nos es grato entonces presentarla a la consideración del lector. 

Alberto del Pino Menck
Montevideo, noviembre de 1999.


1934 - 1961 (Actualizando Información)
1961 - 1999 (Actualizando Información)
Actualidad (Actualizando Información)

República Oriental del Uruguay | Armada Nacional | N66 http://www.armada.mil.uy