La Armada Nacional festejó el 199º Aniversario de la Institución

En la mañana de hoy, la Armada Nacional celebró sus 199º años de creación y oportunamente se homenajeó al Personal que pasó a situación de retiro.

Esta noticia contiene

En la mañana de hoy, la Armada Nacional celebró sus 199º años de creación y oportunamente se homenajeó al Personal que pasó a situación de retiro.

 

          En la mañana de hoy, en la Plaza de la Armada se llevó a cabo la ceremonia por el 199º Aniversario de creación de la Armada Nacional y se homenajeó al Personal Superior y Subalterno que pasaron a situación de retiro en el último año. La misma fue precedida por el Señor Presidente de la República Oriental del Uruguay, Dr. Tabaré Vázquez, el Señor Ministro de Defensa Nacional, Dr. Jorge Menéndez, el Señor Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Leonardo ALONSO, Señor Director General de Personal Naval, Contralmirante Daniel NUÑEZ, el Señor Director General de Material Naval, Contralmirante Jorge JAUNSOLO,  Señor Prefecto Nacional Naval, Contralmirante Carlos ABILLEIRA, Señor Jefe del Estado Mayor General de la Armada, Contralmirante Ricardo DELLA SANTA, Autoridades Nacionales, Departamentales, Civiles, Militares, Representantes Diplomáticos, Amigos de la Institución y Familia Naval.

        

              Durante la ceremonia fueron condecorados el Servicio de Oceanografía, Hidrografía y Meteorología de la Armada y el ROU 22 “OYARVIDE” con la Medalla “15 de Noviembre de 1817”, por los Servicios distinguidos de carácter especial y notorio. Dicha medalla simboliza el exitoso trabajo realizado por parte de nuestro personal en la ampliación de los 83.000 kilómetros cuadros de extensión de la Plataforma Continental; lo que significa un hecho histórico para nuestro País y la Armada.

 

Posteriormente se homenajeó al Personal y Subalterno que dieron lo mejor de sí durante décadas, y pasaron a retiro en el presente año, siendo distinguidos por las Autoridades Navales presentes con la medalla “Armada Nacional”.

        Al culminar la ceremonia, desfilaron en honor a las autoridades y público presente un Agrupamiento Naval integrado por diferentes Unidades de la Institución.

 

A continuación se detallan las palabras del Señor Comandante en Jefe de la Armada, Almirante Leonardo ALONSO:

 

“Estamos celebrando el 199º Aniversario de fundación de nuestra Armada Nacional y comenzando la cuenta rççççegresiva para la conmemoración del Bicentenario.

Junto al monumento a los caídos en acto de servicio y mirando hacia nuestro mar territorial, queremos tener un especial recuerdo para los Marinos de todas las épocas, que ofrendaron con sus vidas la dedicación al servicio y el compromiso con la Patria.

Recordamos también, a quienes fallecieron en el lamentable accidente de Kibón, el año 1971.

El 15 de noviembre de 1817 en Purificación, nuestro Prócer, el General José Gervasio Artigas como Jefe de los Orientales y Protector de los Pueblos de la República Oriental, refrendado por el Secretario de Marina Don José de Monterroso y lacrado con el sello de Armas de la República, se extendía la patente de Corso y permiso de Presa a favor del Corsario “La Fortuna” en manos de Juan M Murphy.

Este Acto fue tomado como la fundación de nuestra Armada.

No por casualidad Artigas trasladó la guerra al mar y los ríos, estos escenarios, fueron, son y seguirán siendo, las vías de comunicación y transporte, por donde se desplazan las fuerzas militares expedicionarias, la producción mundial y gran parte de los alimentos de la humanidad.

El 90% del comercio internacional, es transportado por vía marítima.

Distintas señales y resoluciones emitidas por Artigas desde Purificación, dan muestra de su clara visión estratégica y geopolítica, y de la importancia que el Prócer daba al tema marítimo en la búsqueda de objetivos económicos, políticos y militares, aspectos que hoy mantienen su plena vigencia.

Muchas cosas hubieran cambiado para nuestro País y para la Armada, si la visión Artiguista, en cuanto a la importancia de tener un Poder Marítimo acorde a nuestra geografía y recursos, se hubiera mantenido en el tiempo como una política de Estado.

Nuestro Estado-Nación y la Armada, al igual que la mayoría de los países y Marinas de nuestra América Latina, fueron alcanzando la independencia a lo largo del siglo XIX.

Aquellos países Marítimos como el nuestro e incluso los que no lo eran, tuvieron especial preocupación por no descuidar el crecimiento y desarrollo de las Fuerzas Navales. Nuestro País no fue la excepción.

Durante casi un siglo y medio acompañamos el desarrollo de nuestra Institución, sin grandes diferencias respecto al resto de los países, al punto que el “viejo Crucero Uruguay”, construido especialmente para el País, fue uno de los buques más modernos de la región, a comienzos del siglo XX, marcando la importancia que cien años atrás, se le continuaba dando a un País marítimo por donde se lo mire, que surgió como consecuencia de un puerto estratégico como Montevideo y un entorno marítimo y fluvial, que fuera disputado por las grandes potencias mundiales de la época.

Hasta hace pocas décadas atrás, nuestra Armada mantenía un Poder Naval aceptable para cumplir la Misión y en comparación al poderío de las fuerzas navales de aquellos países del continente, que comenzaron a crecer junto a nosotros.

Poco a poco fuimos perdiendo capacidades y mientras los otros países renovaron sus flotas y aumentaron el poder naval, en base a la importancia dada a la custodia de la soberanía y a los intereses nacionales, nuestro País fue en disminución hasta el día de hoy, generando como consecuencia el debilitamiento del Poder Naval y Marítimo del Estado.

La Constitución de la República, la Ley Marco de Defensa y la Política Militar de Defensa, definen y determinan las responsabilidades y tareas que tiene la Armada Nacional.

Muy diversas son las actividades realizadas para el cumplimiento de la Misión y en apoyo a la comunidad. Ejercemos la autoridad marítima nacional y deberíamos tener una Armada con capacidad de respuesta militar y policial en nuestra área de jurisdicción, realizamos el control del tráfico marítimo,  la formación de la gente de mar, el control y registro de embarcaciones comerciales y deportivas,  la salvaguarda de la vida humana en el mar, la instalación y mantenimiento de las ayudas a la navegación, la reparación y mantenimiento de la flota militar y del Estado, las campañas logísticas y científicas en apoyo  al Instituto Antártico a bordo de nuestros buques, la guardia perimetral de cárceles, rescates, salvamentos, trabajos submarinos en terminales portuarias y boyas, voladuras submarinas y apoyo al Poder Judicial.

Control de más de 2000 kilómetros lineales de jurisdicción en la costa, en cursos de aguas interiores y en lagunas, sumado a la actividad en los puertos y pasos de frontera, combatiendo el narcotráfico y contrabando. Somos responsables a nivel nacional de la coordinación y control del combate contra la contaminación en el mar.

Un ejemplo de ello, fue el exitoso trabajo de coordinación y control realizado recientemente por la Armada a través de la Prefectura, en el salvamento del buque SITEAM ANJA, que fuera liberado de su encalladura en la Isla de Lobos, sin haber derramado ni una gota de los casi 3.000.000 litros de aceite mineral que transportaba. En este operativo participaron las fuerzas de mar, el grupo de buceo, el servicio de oceanografía, hidrografía y meteorología, el servicio de electrónica y de la Prefectura.

Se trabaja comprometidamente en el área social, apoyando a nuestro personal y su familia, procurando mejorar su calidad de vida, en cuanto a la salud, educación y vivienda y fuera del ámbito de la Armada, apoyando en el Plan Invierno.

Destacamos el desempeño sacrificado y solidario que a miles de kilómetros de distancia, realiza nuestro personal desplegado en la República Democrática del Congo, como parte de la Política Exterior del Estado, en apoyo a Naciones Unidas. El accionar profesional y humanitario que desarrolla la Compañía Fluvial en los lagos Kivu y Tanganica, nos colma de orgullo y satisfacción, ya que en forma permanente recibimos reconocimientos de autoridades extranjeras, por su abnegada labor.

En la misma dirección y con el compromiso asumido por el Estado, hemos desplegado un Oficial y cinco Sub Oficiales de ambos sexos, a la República de Colombia, en apoyo al proceso de desarme y Paz, del País hermano.

 

Esta conmemoración, es propicia para hacer reconocimientos, a Unidades e integrantes de la Armada, en actividad y en retiro.

En primer lugar, queremos destacar el trabajo silencioso, profesional y abnegado de nuestra Institución desde el año 1992, luego de que nuestro País ratificara la Convención sobre el Derecho del Mar (CONVEMAR), por Ley Nº 16287.  La Armada, a través del Servicio de Oceanografía, Hidrografía y Meteorología, junto al Buque Hidrográfico “Oyarvide”, realizaron trabajos de campo en la costa y en el mar, para colectar la información necesaria, para luego procesarla, a fin de compilar todos los elementos como prueba científica documental indispensable, para definir la línea de base, el mar territorial, la zona contigua y la zona económica exclusiva. Finalmente, con toda la información disponible relevada por la Armada, sumada a otros datos obtenidos por otras vías, permitió iniciar el camino de reclamación para lograr la extensión de la plataforma continental.

Este esfuerzo, durante gran parte del Proyecto, fue conjunto con otros Ministerios, Organismos e Instituciones del Estado. La Comisión Asesora del Poder Ejecutivo para el Establecimiento del Limite Exterior de la Plataforma Continental (COALEP), fue el organismo creado por el Estado para llevar adelante el trabajo.

Este año se alcanzó el objetivo, y la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas, dio su aprobación a lo propuesto por Uruguay.

El trabajo realizado por la Armada en todo este proceso, ha sido esencial para la obtención de los casi 83.000 Kilómetros cuadros de extensión.

En mérito al  esfuerzo y sacrificio realizado, y considerando la relevancia histórica de este hecho para el País y para la Armada, he dispuesto materializar este reconocimiento, otorgando al SOHMA, quien lideró el proyecto por parte de la Armada, junto al personal naval que integró la COALEP y  también otorgarle al Buque Científico ROU 22 “Oyarvide”, herramienta fundamental para la obtención del objetivo, las Condecoraciones,  Medalla “15 de noviembre de 1817”, distinciones que serán entregadas en el desarrollo de esta ceremonia.

Asimismo, la Armada quiere agradecer y reconocer a todos aquellos que durante estos largos años trabajaron junto a nosotros, para concretar lo que hoy es una feliz realidad para todos los Orientales y legado para las futuras generaciones, fruto del esfuerzo, profesionalismo y tesón de un grupo de compatriotas.

La Armada anualmente distingue a Unidades que han logrado destaques de carácter excepcional, generando el derecho a que esa Unidad y su tripulación, luzcan durante un año, el distintivo correspondiente en sus uniformes.

Este año he dispuesto otorgar la distinción de “Excepcional” al ROU 26 “Vanguardia”, y a la Banda de Parada de la Armada,  por la destacada actuación a lo largo del último año.

Felicitamos a todo el personal involucrado, por el logro alcanzado, gracias al trabajo y al esfuerzo realizado.

Los distintivos y certificados correspondientes serán entregados en una ceremonia a determinar.

Es oportuno destacar que en el corriente año, cuatro unidades de la Armada celebraron sus primeros cien años de vida.

 El Servicio de Oceanografía, Hidrografía y Meteorología, el Dique Nacional, la Escuela de Especialidades y la Sub Prefectura de Piriápolis.

En pocos días estaremos también celebrando los 100 años de egreso, de la primera promoción de Marinos Mercantes formados en nuestra Escuela Naval.

También recordamos, que en el día de ayer, se cumplieron 25 años del inicio de la Misión de Paz en Camboya, con un contingente naval, hecho significativo que sirvió de experiencia, para las posteriores Misiones Navales en Haití y la que actualmente está en proceso, en la República Democrática del Congo, con la participación de una Compañía Fluvial.

Durante esta ceremonia, haremos un justo reconocimiento al personal superior y subalterno que en el último año ha pasado a situación de retiro, entregándoles la Medalla Armada Nacional. A ellos les agradecemos profundamente por su trabajo y dedicación a la Armada durante todo este tiempo, habiendo entregado los mejores años de sus vidas al servicio de la Patria.

Estamos trabajando para mejorar la gestión y es por eso que nos encontramos en el proceso de estudio y análisis, para definir una nueva organización, flexible, moderna y que se adecue a las nuevas realidades de nuestro potencial humano y de las diferentes tareas que estamos obligados a realizar. Es por ello que en corto plazo estaremos presentando un Proyecto de Ley con dicha propuesta.

El esfuerzo de nuestro personal, es constante y permanente pese a la degradación y carencia del material, a la fuga del personal subalterno calificado, con un índice de rotación anual del 15% y una disminución de casi 200 Oficiales en los últimos ocho años.

Ante estas dificultades, continuamos trabajando con profesionalismo, dedicación y firmeza, con expectativa, con fe y también con gran preocupación, ya que somos conscientes que los anuncios recientes vinculados a la profesión militar, para el personal en actividad y en retiro, ya han generado efectos negativos por la incertidumbre creada, y sin duda se agravará aún más y afectará la delicada situación de nuestros recursos humanos.

Con el debido respeto, lealtad y subordinación, debo manifestar responsablemente, lo que a mi modo de ver, es una delicada y preocupante situación.

Día tras día nos enfrentamos a más dificultades y responsabilidades, solo basta mencionar que además de la jurisdicción y tareas actuales, se van a incorporar 83.000Km cuadrados a la plataforma continental, hasta llegar a la milla 350, y además, el pasado mes de septiembre,  se nos asignó nueva responsabilidad sobre la Laguna del Sauce.

Ante este nuevo escenario de más jurisdicción y obligaciones, pero no de medios, debo asumir la responsabilidad por no haber logrado aún, los recursos necesarios para poder cumplir con la Misión de manera eficiente, asimismo, siento el compromiso por no tener las respuestas concretas a las reiteradas preguntas sobre nuestro futuro como Institución y como parte de un colectivo de servidores públicos postergados,  integrado por hombres y mujeres trabajadores, muchos de los cuales se encuentran muy por debajo de la línea de pobreza y que a pesar de ello, día a día luchan dignamente por un futuro mejor, pese a las dificultades y a la adversidad.

La nobleza de nuestro personal no es medible, solo hay que experimentarla.

Lamento que nuestro compromiso con la Patria, no sea valorado en su real dimensión, seguimos navegando, operando en el mar, realizando todas las tareas encomendadas, y cumpliendo con la Misión, como mejor podemos y así lo seguiremos haciendo.

 

Ante nuestros planteos y requerimientos, debo decir, que somos escuchados atenta y respetuosamente, pero eso no es suficiente, necesitamos algo más, necesitamos los medios para trabajar en forma eficiente y segura. Nuevos buques, helicópteros, aeronaves y un sistema de vigilancia costero, son actualmente materiales imprescindibles.

La Armada de HOY y del futuro, necesita y se merece recibir la confianza, el apoyo y el reconocimiento, al trabajo y esfuerzo que se está realizando desde hace un buen tiempo, para corregir errores del pasado y cumplir con todas las tareas asignadas.

Nuestra profesión sigue exigiendo al Marino Militar, renunciar a muchas cosas durante su vida en actividad y en situación de retiro.

La permanente postergación a la familia.

Dedicación integral y exclusiva a la profesión, en el horario y durante el tiempo que sea necesario.

No existe pago por nocturnidad ni horas extras.

No existe la acumulación de licencia no gozada ni salario vacacional.

Prohibición de tener otra actividad remunerada.

Prohibición de actividad política y sindical, solo derecho al voto.

Estar sujeto a la privación de libertad como consecuencia de la aplicación de sanciones disciplinarias en actividad y en retiro, hasta transcurridos 4 años de haber pasado a esa situación.

Estar sujeto a movilidad dentro del territorio nacional, de acuerdo a las exigencias y necesidades del servicio.

Estar sujeto a tribunales de honor, a la Justicia Militar y a la Justicia Ordinaria en actividad y en retiro.

Estar disponible para integrar los Tribunales de Honor, estando en situación de retiro.

Prohibición de salir del País, sin la autorización correspondiente.     Entre otras.

Noestamos renunciando ni cuestionando las obligaciones que nos impone nuestra condición de militares, las cuales aceptamos libre y voluntariamente, al asumir el compromiso de servir a la Patria desde este lugar, en forma vocacional, pero también consideramos que es de estricta justicia, considerar y atender la particularidad de una Profesión, que no guarda relación entre las obligaciones, riesgos y responsabilidades, con respecto a las magras retribuciones recibidas durante todo el servicio activo.

No es fácil entender esta compleja situación para quienes abrazamos esta profesión hace muchos años y me preocupa verdaderamente, cuál será el futuro de esta Institución bicentenaria.

Las necesidades de la Armada ya se conocen, y hace un año atrás formulábamos algunos requerimientos esenciales, lamentablemente la situación se ha mantenido incambiada, con el agravante que los buques, hoy están un año más viejos y que aún hoy, no podemos realizar nuestra tarea de control de aguas jurisdiccionales y salvaguarda de la vida humana en el mar, en forma eficiente, al no tener la capacidad de extraer a una persona del mar, a través de un helicóptero naval o la de abordar desde el aire a un buque navegando que no sea cooperativo y que se encuentre realizando una actividad ilícita en nuestras aguas.

Las Misiones y las órdenes deben estar acompañadas de los medios necesarios para llevarlas a cabo, medios humanos y materiales. Esa es mi obligación a la hora de asignar una Misión a mis subordinados y es lo que espero y reclamo de mis superiores.

Seguimos estando de espaldas al mar, si la Armada no está presente en los lugares que corresponde, alguien lo hará y por cierto que no será para contribuir, sino para afectar nuestras riquezas, nuestra soberanía o nuestra seguridad, lo cual va en detrimento de los intereses nacionales, que la Armada debe y quiere controlar y proteger, o lo que es aún peor, no poder estar en tiempo y forma cuando una vida o varias, estén en juego como consecuencia de un siniestro en el mar.

Para finalizar, quiero dirigirme especialmente a todo el personal de la Armada en actividad, en el lugar que se encuentren.

Asumo la responsabilidad por aquellas cosas que no hemos logrado mejorar como Institución y les agradezco por vuestro esfuerzo, tolerancia, abnegación y la hidalguía demostrada. Valoro sinceramente el compromiso con el que desarrollan profesionalmente la tarea día a día. Ustedes son los verdaderos hacedores del trabajo exitoso de esta honorable Institución, con vocación de servicio y de ayuda al prójimo.  

Pese a los obstáculos y dificultades, no bajaremos los brazos, y en lo personal, lucharé hasta donde sea necesario. No me moviliza otra cosa a esta altura de mi vida profesional,  con más de 40 años de dedicación exclusiva a la Armada, que trabajar hasta el último día de mi carrera, para difundir y reclamar la necesidad de una Armada moderna, profesional, bien equipada y bien remunerada, bregando siempre por el fortalecimiento de valores, como la honestidad, lealtad, amor a la Patria y a la Profesión, para servir al País con orgullo y dignidad, cumpliendo el rol que solo la Armada Nacional puede y debe realizar, a través de la custodia y defensa de nuestra soberanía, el ejercicio de la salvaguarda de la vida humana en el mar y la protección de los intereses Nacionales, a costa de nuestras propias vidas si fuera necesario,  como ya lo hacemos hoy”.

Etiquetas :

Noticia Publicada :

Montevideo, 15 de Noviembre de 2016

Departamento de Relaciones Públicas - Armada Nacional
Otras Noticias de Interes

Visita de la Regatista Dolores Moreira a la Escuela Naval

El pasado viernes 6 del corriente, la deportista olímpica Dolores Moreira, quien se destaca en Vela (Clase Laser), visitó las instalaciones de la Escuela Naval. Leer Noticia Completa

Olimpiadas Nacionales de Matemáticas

Los alumnos del Bachillerato Naval A/B/N 5º DC Matías ALESSANDRI y el A/B/N 5º DC Juan MENDEZ, nos representarán en las Olimpiadas Nacionales de Matemáticas, siendo acompañados po... Leer Noticia Completa

La Armada Nacional rescata a una persona en aguas del Río Negro

La Armada Nacional rescató a una persona de las aguas del Río Negro después de que su embarcación deportiva se diera vuelta de campana. Leer Noticia Completa

La Armada Nacional recibió más de 45.800 visitantes, en el marco de los festejos del Día del Patrimonio

La Armada Nacional recibió un gran número de visitantes, quienes disfrutaron de múltiples actividades en el Área Naval del Puerto de Montevideo y Unidades de todo el país. Leer Noticia Completa

El Señor Ministro de Defensa Nacional saluda a las tropas de la Armada Nacional en su retorno de la República Democrática del Congo

En la madrugada del pasado miércoles del corriente, arribaron al Aeropuerto Internacional de Carrasco, el cuerpo principal del personal de la Armada Nacional destacado en la Repúbli... Leer Noticia Completa

La Armada Nacional invita al público a una nueva edición del “Día del Patrimonio Nacional”

“100 años de la Cumparsita – Patrimonio vivo y universal” El próximo sábado 7 y domingo 8 de octubre, de 10.00 a 18.00 en el Área Naval del Puerto de Montevideo se real... Leer Noticia Completa